26.04.2010

Cómo será el Hotel Alvear de Puerto Madero


compartir

NuevoMadero.com  pudo acceder en exclusiva a las principales características y detalles del futuro Hotel Alvear Puerto Madero, cuya construcción ya comenzó en el Dique 3, en la calle Aimé Painé, al lado de las torres Renoir.

El Grupo Alvear, de la familia Sutton, desembarcó tarde en Puerto Madero, una vez que el barrio ya estaba avanzado en su urbanización. Sin embargo, ahora se propone uno de los proyectos más ambiciosos de la zona, teniendo en cuenta que su hotel de Recoleta es reconocido como uno de los 10 mejores y más distinguidos hoteles de mundo.

“Hace aproximadamente cuatro años comenzamos la búsqueda de un terreno que cumpliera los requisitos y esté a la altura del Hotel Alvear. Una vez encontrado, decidimos emprender un proyecto que esté en armonía con la época y el lugar en el que será emplazado, pero que su vez satisfaciera las expectativas del perfil de pasajeros que nos eligen, que son del más alto target”, nos cuentan en exclusiva desde el área de Nuevos Proyectos del grupo.

“Estuvimos trabajando alrededor de un año y medio en el proyecto, antes de lanzarnos a iniciar la obra. Nos planteamos hacer un mix entre un hotel de alta categoría y confort, sumado a un conjunto de residencias de alta gama integrados al hotel. Ese es un valor diferencial que va a tener respecto de los otros dos hoteles que manejamos, el de Recoleta y el Llao Llao”, explican.

Sobre el diseño de la torre, que tendrá 32 pisos, anticipan que será “moderno-clásico”: “Nos propusimos un edificio que claramente lleve el sello y la impronta de un Hotel Alvear, pero que a su vez pueda ser identificado como una construcción del Siglo XXI. Fue pensado de manera que la visión que se tenga del edificio vaya cambiando según la perspectiva. A lo lejos tendrá una presencia distinta a las otras torres que lo rodean, que lo hará fácilmente reconocible. Y a medida que uno vaya acercándose será cada vez más distinguible con la imagen lujosa y clásica que ya todos tenemos incorporada del Hotel Alvear. Para lograrlo, se trabajó sobre dos volúmenes: La parte de abajo está muy relacionada con la imagen de nuestro hotel de Recoleta y la parte superior es un gran diamante de cristal que se engarza en lo que es el hotel en sí. A lo lejos se podrá apreciar el diamante, ya en las proximidades la construcción tendrá un diseño más clásico y en el ingreso una gran marquesina no dejará lugar a dudas de que se está frente a un Hotel Alvear”.

En los últimos meses se le introdujeron algunas variantes a la fachada del edificio, que ya no es exactamente igual a como lo presentaron inicialmente: “Creemos que logramos un producto muy equilibrado que refleja lo que somos”, señalan.

Según pudo averiguar NuevoMadero.com, el hotel sería inaugurado durante el segundo semestre de 2013. “Actualmente estamos atravesando la primera etapa, que es la más difícil de todas, sobre todo en un terreno como el de Puerto Madero, que fue ganado al río. Estamos instalando el tablestacado y pilotaje a mucha profundidad. Calculamos que llegar a la planta baja nos insumirá todo este año, recién en 2011 comenzará a asomarse el edificio”, explican.

EL HOTEL

La recepción tendrá el suficiente nivel de confort no sólo para recibir pasajeros individuales sino también grandes contingentes. El interior del hotel será muy suntuoso pero con espacios muy contemporáneos.

Contará con un total 146 habitaciones y suites, con distintas superficies, que ocuparán hasta el piso 19 del edificio. El spa estará en los pisos 20 y 21. Tendrá una piscina cubierta y una vista espectacular de la ciudad. También habrá una piscina descubierta en el piso 3.

Sin dudas, un distintivo del Hotel Alvear son sus amplios y lujosos salones para fiestas. El de Puerto Madero tendrá varios espacios destinados a eventos, el más importante con una capacidad para 1.000 personas, al que se accederá desde una entrada independiente, para que su actividad no interfiera con la del hotel. También habrá lugares reservados para encuentros corporativos y un moderno Business Center, con equipamiento de última generación.

El hotel tendrá además tres restaurantes. En los dos últimos pisos de la torre habrá un bar y un restaurante (31 y 32 respectivamente), a los que se ingresará directamente desde el hall principal con un ascensor exclusivo, sin escalas. “Va a ser un hito único en Buenos Aires, ya que actualmente no hay restaurantes a esa altura y con esas visuales panorámicas. Tendrá un mirador hacia el río y la ciudad”, adelantan.

Según pudo averiguar NuevoMadero.com, actualmente se encuentran en conversaciones con diversos grupos extranjeros y la decisión sobre quién finalmente regenteará el bar y restaurante estaría antes de fin de año.

RESIDENCIAS

Serán 50 residencias, que estarán ubicadas a partir del piso 22. Las superficies cubren desde 65 hasta 130/140 m2. Habrá unas pocas unidades más amplias pensadas para un grupo familiar.

“No lo planteamos como un típico Condo-Hotel, cuyo concepto ha sido utilizado de diversas maneras y termina prestándose a confusión. Las residencias gozarán obviamente de todos los servicios del hotel y por supuesto implicarán un negocio de renta para quienes deseen alquilar la unidad, nosotros mismos nos ocuparemos de eso. Pero no funcionarán como habitaciones del hotel ni sus propietarios serán socios del hotel, sino dueños de su departamento”, advierten.

Por una cuestión de privacidad, las residencias contarán con una recepción y ascensores propios, diferentes a los del hotel. Sin embargo, al interior del edificio los dos ámbitos estarán interconectados, pudiéndose circular libremente.

Las residencias tendrán acceso al spa, piscinas, Business Center y serán construidos con las mismas exigencias de calidad y seguridad que el resto del hotel. La única diferencia, por motivos de comodidad y para no encarecer demasiado las expensas, es que el servicio de mucamas del hotel será optativo para los residentes, en este caso funcionará a pedido.

La comercialización fue confidencial y reservada, circunscripta a inversores, conocidos, clientes del hotel, etc. Y su resultado fue tan exitoso que sorprendió a propios y ajenos. “La respuesta fue increíble, en sólo 4 o 5 meses ya logramos que las 2/3 partes de las residencias estén reservadas, sólo nos quedan unas 15 unidades por vender”, afirman.

Los valores partieron arriba de los U$S 6.000 x m2 y “continúan creciendo”, llegando en algunos casos a rondar los U$S 8.500 x m2.

Según pudo averiguar NuevoMadero.com, el perfil de los compradores está compuesto por “argentinos que viven en el exterior y desean tener una residencia para cuando viajan al país, extranjeros que conocen y confían en el Hotel Alvear, porteños que la usarán como segunda residencia. Alrededor de un 25% ya había hecho alguna otra inversión en Puerto Madero con anterioridad”.

La financiación propuesta por la desarrolladora contempla la cancelación escalonada de cuotas a lo largo de los próximos 3 años, durante la construcción del edificio, y un 17% final a la posesión de la unidad.


NUEVO TERRENO EN EL DIQUE 2

“Ante el éxito que tuvo la comercialización de las residencias, hace unos meses empezamos a buscar otro terreno que estuviera cerca, para tener una reserva estratégica de suelo en Puerto Madero. Así reparamos en la parcela del Dique 2, que pertenecía desde hace algunos años a la empresa española Rayet. Primero supimos que buscaban socios y después la venta de una parte, pero ninguna de las dos opciones nos interesaba. Cuando se propusieron la venta de la totalidad del terreno, ahí sí cerramos el trato”.

Según nos confiaron, la operación fue de aproximadamente U$S 30 millones, un valor muy similar al que había invertido el Grupo Rayet cuando le compró ese mismo terreno al Grupo Chateau

“Probablemente construiremos ahí una torre residencial, lo estamos evaluando. No estamos apurados respecto de ese proyecto”, nos contaron al ser consultados sobre el uso que le darán a su flamante adquisición.

Relacionados
Envianos tu opinión (3)