09.09.2013

Mascotas Puerto Madero: Los perros callejeros tienen quien los cuide

compartir

Hay personas que el escaso tiempo libre que nos depara la vorágine actual deciden dedicarlo a tareas solidarias, comunitarias. Además del trabajo, la familia, los amigos, algún interés cultural y/o deportivo, consideran que hacer un bien por el prójimo (generalmente indefenso) suma también a su crecimiento personal. Y con ese gran gesto, también nos fortalecen como sociedad.

En Puerto Madero, fue formándose espontáneamente un grupo que se preocupa activamente por la “calidad de vida” de los perros callejeros que merodean nuestro barrio. Como todos sabemos, muchos de ellos se mueven en jauría, van volviéndose territoriales, y algunos desarrollan conductas agresivas. De ahí la importancia de identificarlos, contenerlos y asistirlos.

Actualmente el grupo está compuesto por unas quince mujeres, de distintas edades y profesiones. Algunas viven en Madero, otras trabajan en empresas de la zona (ICBC, YPF, Teléfónica, entre otras). Fueron conociéndose y contactándose de manera natural, al verse unas a otras alimentando y cuidando a los perros en la calle. Y decidieron organizarse, hace aproximadamente tres años.

Cuando una habla con ellas, es increíble la pasión y sensibilidad con la que se involucran: conocen cada uno de los perros que andan por la zona, se turnan para darles de comer todos los días, los cuidan si enferman o van a parir, les buscan refugio o una familia que les brinde un hogar, en tránsito o definitivo.

En su entrega cotidiana, también se exponen y arriesgan: como cuando capturan a los perros para vacunarlos y/o castrarlos. Claro está, se animan con los más dóciles y asimilados, los llamados “perros comunitarios”. Los otros -semisalvajes, casi cimarrones- son mucho más violentos e intratables. En general estos últimos se asientan en los extremos de la Reserva Ecológica, al norte y sobre todo al sur, en el predio Covimet, justo en el límite con el asentamiento Rodrigo Bueno. De hecho, muchos provienen de ahí, en donde se reproducen sin control.

El esfuerzo no se limita únicamente al tiempo invertido: también juntan dinero entre ellas, familiares y conocidos para comprar alimentos, vacunas, costear análisis, placas, operaciones. Cuentan a veces con veterinarias dispuestas a colaborar ad honorem o con aranceles reducidos. Pero, en todo caso, siempre dependen de la “buena voluntad” de alguien sensibilizado con la misión.

Lamentablemente el apoyo gubernamental brilla por su ausencia, tampoco hay campañas oficiales de castración masivas. Como en tantas otras áreas de nuestra sociedad, la labor voluntaria ocupa también en este caso el lugar que el Estado deja vacante.

Según un censo que realizaron recientemente, en la actualidad hay unos 50 perros callejeros en Puerto Madero. Los tienen identificados por áreas de influencia, porque como ya explicamos en general se asientan territorialmente: “los brasileritos” (ingreso sur de la Reserva, los más salvajes), “los gigantes” (Blvd. R. Vera Peñaloza), “los Paoleritos” (Pasaje Della Paolera), “los vaqueros” (alrededor de Siga la Vaca), “los de Telco” (edificio Telecom), etc. Cada uno con su nombre propio, obviamente.

Los más asimilados, aquellos a quienes pueden cuidar y asistir a diario porque son dóciles, se distinguen fácilmente ya que llevan un collar con chapita identificatoria. En general no son peligrosos. Muchos esperan un hogar que los cobije, otros son inofensivos pero su lugar es la calle, no se adaptaron a vivir “puertas adentro”.

De acuerdo al relevamiento antes mencionado, el grupo “Mascotas Puerto Madero” se ha ocupado hasta el momento de unos 143 perros, de los cuales 47% fueron adoptados, 29% son perros “comunitarios” (continúan en la calle) y 12% fallecieron. De esos 143 perros, 71 fueron cachorros (69% adoptados, 10% están en la calle y son “semi salvajitos” y el 21% falleció).

La inquietud que surge al conocer el esfuerzo y la dedicación de este grupo, que prefiere no catalogarse como “proteccionista”, es cómo podemos colaborar. Teniendo en cuenta que no todos estamos dispuestos a involucrarnos de la misma manera, pero podemos comprometernos y ayudar desde nuestro lugar. Toda contribución suma.

Ante este planteo, nos contaron cómo podemos ser de utilidad:
. Difundiendo los animales que tienen en adopción: a través de Facebook, imprimiendo volantes y pegándolos en lugares donde las personas los puedan leer y se interesen.
. Transitando perritos o gatitos, teniéndolos en tu casa el tiempo que puedas.
. Donándoles alimento o medicamentos
. Colaborando económicamente para los casos que tienen internados o pensionados.

 
MASCOTAS PUERTO MADERO

www.facebook.com/MascotasPuertoMadero

mascotaspuertomadero@gmail.com

Relacionados
Envianos tu opinión (5)